Valores básicos de un líder de transformación

Valores básicos de un líder de transformación

Valores básicos, similares a los siguientes, pueden ser la fuerza impelente tras la actividad misionera de un siervo de Dios para transformación.

Valentía. Ninguna misión en la vida se obtiene sin valentía. Por eso Dios nos instruye en las Escrituras para que seamos valientes (1 Corintios 16:13). No se puede lograr hacer un impacto en este mundo cuando uno elige la complacencia y la inactividad. Un líder de transformación debe mostrar valentía en muchas circunstancias y estar dispuesto a ir adelante. El que se arriesga puede fracasar, pero sin riesgo nunca habrá buen éxito.

Curiosidad. Es en la curiosidad donde nacen los sueños. La curiosidad busca una respuesta a los interrogantes. ¿Qué podría suceder si uno fuera osado para pedir a Dios que hiciera algo grande a través de su persona? Después de todo, si Dios es por nosotros, ¿quién podrá hacernos frente (Romanos 8:31)? La curiosidad es la marca de alguien que hace un impacto para el reino de Dios.

Compasión. Para hacer un impacto de transformación en la vida de la gente, necesitamos ver a la gente como objetos del amor de Dios. Cuando Jesús y sus discípulos iban por los caminos de Palestina, Jesús veía individuos, en tanto que los discípulos sólo veían multitudes (Mateo 9:35,36). Los discípulos veían gente que entrañaba peligro y deseaban huir de allí. Jesús veía personas en necesidad y deseaba ayudarlas. Mire siempre a la gente desde la perspectiva de Dios.

Dedicación. Este valor transforma la mediocridad en magnificencia. La dedicación separa a los soñadores de los hacedores. Jesús buscaba gente que estuviera dedicada a Él y a su reino. Él sugirió que no hay obreros en el campo de cosecha debido a una falta de dedicación (Mateo 9:37). Cristo requiere dedicación (Marcos 8:34). La excelencia puede venir únicamente por medio de la dedicación.

Comisión. Jesús no sólo deseaba que sus discípulos tuvieran amor por los perdidos, sino que también condujeran a los perdidos a la salvación y a la madurez espiritual (Mateo 28:19,20). Él no sólo deseaba que nosotros reconociéramos las necesidades, sino que también comenzáramos a crear seguidores de Jesús con una total dedicación. Dios nunca ha mostrado una actitud sólo casual hacia los perdidos. Los líderes de transformación saben lo urgente que es llevar las buenas noticias a la gente que necesita a Jesús.

Por: Kent Ingle

Close Menu