Llegan ‘El joven Mesías’ y ‘Ben-Hur’

72

El cine bíblico decayó como género -si dejamos al margen los cientos de TV movies y producciones de serie B directas al mercado del vídeo-, pero nunca dejó de interesar a insignes cineastas de forma aislada en un goteo de conocidos títulos a través de las décadas: El Evangelio según San Mateo (1964), de Pasolini; La última tentación de Cristo (1988), de Scorsese; La Pasión de Cristo (2004), de Mel Gibson, la revisión de Darren Aronofsky en Noé (2014) o la historia épica de Moisés en Exodus (2015), de Ridley Scott.

Y es que en realidad el género bíblico tan sólo hibernó esperando un nuevo renacer. ¿Será 2016 su momento?

Etiquetado como “cine cristiano de perfil alto”, estas producciones obligan a una reflexión: aunque buena parte de la crítica suele destrozar a estas películas como pura propaganda cristiana, pero Hollywood y el público mantienen la rentabilidad y el interés.

Noé costó 125 millones de dólares y recaudó 362 en todo el mundo. El presupuesto de Exodus fue similar: 140 millones. Su taquilla global, sin ser maravillosa, cumplió los mínimos: 268 millones. Tres nuevas producciones en 2016 parecen confirmar el resurgir de las películas de contenido bíblico y/o cristiano en las grandes producciones.

“THE YOUNG MESSIAH”

En “The Young Messiah” (El joven Mesías) el director Cyrus Nowrasteh nos presenta la vida de Jesús a la edad de 7 años, cuando abandona Egipto con su familia para volver a su hogar en Nazaret y descubrir la verdad sobre su nacimiento, su identidad y su propósito en la vida.

El filme, producido por Focus Features, nos acerca a este periodo del personaje bíblico que los Evangelios dejan con muy pocos datos. Adam Greaves-Neal desarrolla el papel de Jesucristo, y el film está basado en la novela de Anne Rice titulada ‘Christ the Lord: Out of Egypt’.

El resto del reparto está compuesto por, Sean Bean dando vida a Severus, Jonathan Bailey como Herodes, David Bradley encarnando a un viejo Rabino, Isabelle Adriani como Seleni y Christian McKay como Cleofás. Su estreno se realizará este próximo 11 de marzo en EEUU.

LIBRO DE ANNE RICE

Casi una década ha tardado el libro en llegar a la gran pantalla. “Este libro”, dice la autora, “busca presentar un relato de ficción realista de nuestro Señor en el Tiempo.” El prólogo de la edición en inglés advierte que esta obra “tiene su raíz en la fe en que el Creador del universo se hizo hombre en la persona del Señor Jesucristo y habitó entre nosotros”, dice citando Juan 1:14.

En ese sentido la novela, dice la autora, “afirma y acepta el hecho del magnífico misterio de la Encarnación”. Sus fuentes son “la Historia, así como los Evangelios”, que dan una “imagen del mundo en el que nuestro Señor pudo haber vivido, como un niño pequeño, en guerra y paz, día a día”.

Respecto al contenido del libro, opina el periodista y teólogo José de Segovia que “es peligroso especular sobre cosas que no sabemos acerca de Cristo. No obstante, Rice se acerca con respeto y reverencia a preguntas que los cristianos se han hecho desde los primeros siglos: ¿Cómo experimentaría Jesús el hecho de ser Dios y hombre al mismo tiempo?, ¿qué conciencia tenía de sí mismo?, ¿mantuvo de algún modo su omnisciencia?, ¿hizo milagros antes de su bautismo?”

Desde el punto de vista de la fe, continúa, “no necesitamos saber las respuestas a todas estas preguntas, si no estarían en la Escritura, pero lógicamente todos nos las hacemos en algún momento de nuestra vida. Creo que ésta es una obra de fe de una persona que intenta honrar a Dios con su talento. Basa su obra en los Evangelios y cree que Jesús es, quién dice que es”.

BEN-HUR CABALGA DE NUEVO

Este año será también el de un nuevo remake de Ben-Hur, dirigido por el ruso-kazajo Timur Bekmambetov. Estará basado en la misma novela de Lee Wallace que ya ha inspirado otros dos largometrajes, incluida la famosa versión de 1959 de William Wyler que protagonizó Charlton Heston, y un telefilme en 2010.

Actualmente en postproducción, está protagonizado por Jack Huston (Ben-Hur), Nazanin Boniadi (Esther) y Morgan Freeman (Ilderim), entre otros intérpretes, con el brasileño Rodrigo Santoro (el Jerjes de 300) como Jesús de Nazaret. Ben-Hur narra la historia de un destacado príncipe de Judea cuya vida transcurre en paralelo a la de Jesús.

La rivalidad con su amigo de la infancia Messala le hará hacer en desgracia y acabar en galeras, pero Ben-Hur logra regresar y vencer a Messala en la ya célebre carrera de cuádrigas, a la que el filme le debe parte de su fama y de sus 11 Oscar, todos a los que optaba menos el de mejor Guion adaptado. Despué. Ben-Hur encontrará a su hermana y su madre en una leprosería. La sangre de Cristo crucificado, mezclada con la lluvia en la escena final, curará milagrosamente a su hermana y su madre.