El domingo 11 de marzo vuelve a cambiar la hora

30

La primavera está a la vuelta de la esquina y, además de ser sinónimo de picnics, tiempo al aire libre y diversión, también es indicio de que es hora de adelantar las manecillas de su despertador .

Así como lo lee, llegó nuevamente el momento de adelantar sus relojes lo que significa que perdemos una hora del día.

El domingo 11 de marzo da comienzo el horario de verano y el amanecer se empuja, por lo que cuando se despierte esa mañana tiene que asegurarse de configurar sus relojes una hora más tarde, pues las 2:00 a.m. se convierten de manera instantánea en las 3:00 a.m. y habrás perdido una hora de sueño que no recuperarás hasta el otoño, cuando los relojes retrocedan una vez más.

El Daylight Saving Time (DST), o la hora de verano, como se conoce en español se realiza en Estados Unidos dos veces al año: en marzo y en noviembre. Con este cambio el domingo pasará de tener 24 horas a ser un día de solo 23 horas.

En EEUU el cambio se da de manera progresiva comenzando con las zonas del Atlántico, la zona Oriental, después en la zona Central, zona Montañosa, zona del Pacífico, y por último en la zona de Alaska. Hawaii y Arizona son los dos únicos estados que no tienen cambios en sus horarios al igual que Puerto Rico, un territorio no incorporado de EEUU.

Proponen horario de verano todo el año

Y si eres de los que se pregunta para qué cambiar tanto de horario, sepa que no está solo. A finales del año pasado el senador de Florida, Greg Steube, presentó una legislación que exige que el estado se deshaga del horario de verano a favor de seguir el horario estándar durante todo el año.

La resolución conjunta aprobadas en ambas cámaras del Congreso local en forma idéntica requiere ahora la firma del gobernador Rick Scott para hacer oficial el horario de Daylight Saving Time (horario de verano) en Florida.

El proyecto de ley busca permitir que Florida permanezca en horario de verano durante todo el año se dirige al escritorio del gobernador Rick Scott después de que el Senado estatal lo aprobó 33-2 el martes en la tarde.

Si Scott firma la “Ley de protección del sol”, el Congreso tendría que enmendar la ley federal existente para permitir el cambio.

La ley federal autoriza a los estados optar por el horario de verano y permanecer en horario estándar, pero no permite el horario de verano durante todo el año.

¿Para qué cambia el horario?

El mismo comenzó en EEUU en el año 1974, cuando la nación pasó por su primera crisis del petróleo. Desde que se implementó, ha tenido el propósito de regular el ahorro de energía eléctrica aprovechando mejor las horas de sol. Por esto a principios de la primavera se adelanta el reloj y se atrasan de nuevo en otoño.

Aunque algunos juran que hay beneficios para continuar con el cambio de horario, existen estudios recientes que demuestran que con estos cambios hacia atrás y hacia adelante se incrementa el uso de energía en vez de disminuirlo. Así lo demostró un estudio en el 2014 publicado en el Diario de Comportamiento Económico y Organización la hora de verano no ayuda en el ahorro de energía sino que lo incrementa.

Sin embargo, expertos en el tema aseguran que poder medir el tiempo y cuanta energía se ahorra depende de demasiados factores variables como para poder tener una repuesta segura.

Actualmente un total de 86 países aplican la medida.